6 consejos para encontrar un buen fotógrafo de bodas en Madrid

6 consejos para encontrar un buen fotógrafo de bodas en Madrid

Encontrar un buen fotógrafo de bodas en Madrid es importante, ya que, parte del recuerdo de ese día tan especial se basará en las fotografías y vídeos que tenga gusto estético, creatividad, amor por su trabajo y excelentes conocimientos técnicos, pero también alguien que tenga la sensibilidad y empatía suficientes como para conseguir plasmar en sus instantáneas el valor humano de este día tan especial como es tu boda.  

Por suerte hay infinidad de fotógrafos en Madrid para bodas: más baratos, más caros, más creativos, más técnicos, con más experiencia o menos etc. Pero esa gran oferta de fotógrafos para bodas a la vez es un problema, porque no sabes de quién fiarte o bien por dónde empezar a preguntar presupuestos.

Como en El Manjar de Talamanca sabemos que es una decisión importante (esa persona se va a encargar de hacer el reportaje fotográfico más importante de tu vida, quizá) vamos a compartir contigo 6 consejos imprescindibles a la hora de buscar y contratar al fotógrafo para tu boda en Madrid. ¿Comenzamos?


1. Qué tipo de boda y reportaje quieres hacer.

Hay varios tipos de fotógrafos free-lance para bodas en Madrid y varios tipos de estilos. Estilo tradicional, estilo más rompedor o conceptual, estilo más retro, estilo tematizado según el tipo de boda (medieval, rockera…) o estilo story-telling (donde se cuenta una historia con guión e incluso se graba con actores).

Saber el estilo y tono que quieres para plasmar y celebrar tu boda te ayudará a descartar muchos fotógrafos en una primera fase. Y sobre todo, facilitará que contrates a un profesional adaptado a tus deseos y necesidades.


2. Busca un verdadero profesional

Actualmente la tendencia del fotógrafo de bodas es ser free-lance y, en su mayoría, cuentan con una página web o redes sociales donde mostrar su portfolio de fotos.

Para dar con el perfecto para tu boda, es importante realizar una búsqueda previa de sus trabajos, teniendo en cuenta variables como el estilo de boda que queréis celebrar y el estilo que domina el fotógrafo, ya que cada uno domina uno propio.

Además es importante realizar una “entrevista personal” con antelación al enlace, para poder conocer al fotógrafo de bodas y conocer su visión, su trabajo y tratar, al fin y al cabo, de conectar con él y su ritmo de trabajo.

Además, si el fotógrafo tiene buenas recomendaciones de otros novios o, incluso, de familiares y amigos, está mucho más cerca de ser el adecuado.



3. Realiza la búsqueda con tiempo

Junto con la elección del lugar donde se realizará el enlace o el banquete, también es importante que el fotógrafo de bodas se elija con antelación.

Resulta muy difícil hacer la elección del fotógrafo y puede que cuando por fin des con el adecuado, no tenga esa fecha disponible por no haberlo hecho con tiempo suficiente.

Por ello, márcate una fecha límite con bastante antelación para encontrar a tu fotógrafo de bodas y rígete por ella. Así seguramente que no hay contratiempos y puedas encontrar al ideal para tu enlace.


4. ¿Cuál es el presupuesto que vas a dedicar al fotógrafo de bodas?

Dependerá de los servicios que contrates, el número de invitados, la experiencia del fotógrafo, la duración de la boda…

El precio medio de un reportaje de bodas está entre los 300 hasta los 1.500 euros. Esto normalmente incluye las fotografías que haga durante el enlace, el retoque y la entrega de fotografías. Ten como referencia que normalmente se invierte entre un 8 y un 12% del presupuesto de la boda.

Si quieres un pack más completo, se pueden incluir servicios a parte de las fotografías en el enlace como vídeo, preboda y postboda.

Recuerda que el día de tu boda es uno de los más importantes de tu vida y el reportaje, es una inversión para que perdure en el tiempo. Por ello, ten en cuenta el precio, pero sobre todo, la profesionalidad y referencias del fotógrafo.


5. ¿Cuántas fotografías se entregan?

El fotógrafo de bodas entrega las instantáneas dependiendo del tipo de boda y el presupuesto que ha desarrollado.

Estas fotos se conceden en alta definición y previamente están “retocadas”. Normalmente, y aunque depende de la boda y del fotógrafo, para una boda convencional se entregan entre 300 y 600 fotografías.

Como decimos, depende de varios factores. Un fotógrafo más centrado en el detalle, puede realizar 1.000 instantáneas en la boda y de ellas, entregar 300 retocadas.

Si hablamos de un fotógrafo de bodas más emocional, en búsqueda de la espontaneidad, puede llegar a realizar 2.500 instantáneas y entregar 600 tratadas.

Ahí eres tú quien debe pactar qué tipo de reportaje quieres para tu boda.


6. Firma un contrato

Un punto clave para cerrar un trato con un fotógrafo de bodas es el contrato, ya que todo acuerdo entre dos partes debe quedar por escrito.

El contrato debe ser un documento que contenga las cláusulas de una manera clara que detallen los servicios que va a proporcionar el profesional. Además debe plasmar los cargos extras y las obligaciones y derechos por las dos partes. Por otra parte también debe incluir el precio del trabajo a realizar, ya que puede haber pactado un precio en persona, pero no hay un documento que lo corrobore.

Y si el fotógrafo responde negativamente a la realización de un contrato, ¡deberías buscar otro cuanto antes!



Ahora que ya sabes cómo elegir a tu fotógrafo de bodas, ¡comparte este artículo y ayuda a otras parejas a encontrarlo!

Si tienes alguna consulta, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Estaremos encantados de responder a todas tus preguntas.